Heidi

Heidi (Heidis Lehr- und Wanderjahre), Johanna Spyri

Alemán, 1880, 50 millones

El libro Heidi, es la obra original de la escritora suiza Johanna Spyri, cuyo
verdadero nombre era Johanna Heusser, (1827- 1901).

En 1870, esta novelista comenzó a escribir para recaudar fondos para la Cruz Roja Internacional, durante la guerra franco-prusiana. La novela que alcanzó el éxito, dirigida a lectores infantojuveniles, fue Heidi (1880), que realizó con la finalidad de entretener a su hijo. En sus libros describe la vida de los niños en las aldeas de los Alpes.
Heidi le ha dado fama internacional a Spyri, y es uno de los libros más leídos de la literatura suiza en el mundo. Es un libro lleno de inocencia, donde se resaltan los valores humanos y el amor hacia la naturaleza. Es una niña que, huérfana desde muy pequeña (y cuyo nombre verdadero es igual al de su madre, Adelaida), queda al cuidado de su joven tía Dete. Apenas la mujer encuentra una buena oportunidad de trabajo, lleva a la niña a vivir a la aldea de Dorfli con su abuelo, a quien no conocía, y a quien los habitantes llamaban “El viejo de los Alpes”, por ser casi un ermitaño. Heidi es cautivada por la vida en los Alpes, donde lleva un contacto directo con la naturaleza. Ahí conoce a Pedro, un chico que se encarga de pastorear a las cabras de los aldeanos, quien se convertirá en el mejor amigo de la pequeña y en su compañero de aventuras. Se han hecho al menos diez películas del libro y unas 20 series televisivas.
Este volumen recoge los dos libros en que Johanna Spyri narra las aventuras de Heidi: las experiencias e impresiones de una niña que descubre el mundo a través de la belleza natural del agreste paisaje alpino y de las sencillas costumbres de sus habitantes. Trasladada luego a la gran ciudad, la pequeña Heidi entra, como una ráfaga de aire vivificador, en la vida de una familia acomodada, de rígidos esquemas tradicionales.
El libro es un canto a la naturaleza y a la amistad, impregnado de ternura y magníficamente ilustrado por Tomi Ungerer, que nos presenta, con su habitual maestría, unos personajes y un entorno llenos de gracia y espontaneidad.