Categoría: Siglo XX

Los libros del siglo XX más vendidos de la historia

Lo que el viento se llevó

Lo que el viento se llevo (Gone with the Wind), Margaret Mitchell

Inglés, 1936, 30 millones

 

Scarlett O’Hara vive en Tara, una gran plantación del estado sureño de Georgia, y está enamorada de Ashley Wilkes, que en breve contraerá matrimonio con Melanie Hamilton. Estamos en 1861, en los prolegómenos de la guerra de Secesión, y todos los jóvenes sureños muestran entusiasmo por entrar en combate, excepto el atractivo aventurero Rhett Butler. A Butler le gusta Scarlett, pero ésta sigue enamorada de Ashley, que acaba de hacer público su compromiso con Melanie.
Despechada, Scarlett acepta la propuesta de matrimonio de Charles, el hermano de Melanie, al que desprecia. Años más tarde, y como consecuencia del final de la guerra, ya viuda, Scarlett debe afrontar situaciones nuevas como el hambre, el dolor y la pérdida e instalarse en Atlanta, donde Melanie espera noticias de Ashley y Butler aparece de nuevo…

Cien años de soledad

Cien años de soledad, Gabriel García Márquez

Español, 1967, 30 millones

 

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía habría de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”. Con estas palabras empieza esta novela ya mítica en los anales de la historia de la literatura universal, y con ellas se desencadenaba una de las aventuras literarias más fascinantes de nuestro siglo.

1967. En Buenos Aires aparece la novela de un escritor colombiano de cuarenta años. No queda hoy lengua literaria a la que no haya sido traducida. ” Cien años de soledad ” no sólo cautiva a los lectores de cualquier condición: su impulso poderoso ha levantado las letras castellanas de todo un continente. Desvelar la magia de su prosa, acotar las arenas movedizas de su particular quehacer literario son tareas tan imposibles como dañinas; sí agradecerá el lector, en cambio, la aclaración de ciertas alusiones, la comprobación de la densidad que subyace a un texto aparentemente diáfano. No nos engañemos: son millones las páginas que han engendrado las de la novela, pero ante ella al lector no le queda otra actitud que la misma lectura devoradora y deslumbrada del último de los Aurelianos.

El pájaro espino

El pájaro espino (The thorn birds), Collen McCulllough

Inglés, 1977, 30 millones

 

En esta inolvidable novela, McCullough narra una historia que comienza en 1915 y está llena de sueños, secretos, pasiones oscuras y amor prohibido en el interior de Australia. En ella asistimos a la gesta de tres generaciones de la familia Cleary, pero sobre todo, somos testigos de la relación sentimental de Meggie con el sacerdote Ralph de Bricassart, un párroco cuya ambición lo lleva a formar parte de los círculos influyentes del Vaticano. Una historia de amor conmovedora, una apasionante lucha entre el deseo y el deber, la vocación y la pasión, pero también una celebración de la individualidad y el espíritu.

Piense y hágase rico

Piense y hágase rico (Think and Grow Rich), Napoleon Hill

Inglés, 1937, 30 millones

 

Un clásico para alcanzar la riqueza Tras más de veinte años investigando científicamente a los hombres más ricos de su época, Napoleon Hill aprendió el secreto de la riqueza del famoso industrial y escritor Andrew Carnegie. Carnegie no sólo llegó a ser multimillonario sino que hizo millonarios a una multitud de personas a las que enseñó su sabiduría. Piense y hágase rico es una obra diseñada a partir de una experiencia para conseguir el triunfo económico y personal de la humanidad entera. Gracias a este libro, la riqueza y la realización personal están al alcance de todas aquellas personas que lo deseen.
No dejes el éxito en manos de unos pocos y lucha por tu trozo de pastel.

La pequeña oruga glotona

La pequeña oruga glotona (The Very Hungry Caterpillar), Eric Carle

Inglés, 1969, 30 millones

 

La oruga era muy pequeña, pero tenía un hambre enorme. Así que se pasó todo este cuento comiendo, atravesando página tras página. Hasta que finalmente se convirtió, como todas las orugas, en mariposa. Un libro agujereado de verdad por la muy glotona.

¿Quién se ha llevado mi queso?

¿Quién se ha llevado mi queso? (Who moved my cheese?), Spencer Johnson

Inglés, 1998, 26 millones

 

Había una vez dos ratoncitos y dos hombrecillos que vivían en un laberinto. Estos cuatro personajes dependían del queso para alimentarse y ser felices. Como habían encontrado una habitación repleta de queso, vivieron durante un tiempo muy contentos. Pero un buen día el queso desapareció…

Esta fábula simple e ingeniosa puede aplicarse a todos los ámbitos de la vida. Con palabras y ejemplos comprensibles incluso para un niño, nos enseña que todo cambia, y que las fórmulas que sirvieron en su momento pueden quedar obsoletas. El “queso” del relato representa cualquier cosa que queramos alcanzar “la felicidad, el trabajo, el dinero, el amor” y el laberinto es la realidad, con zonas desconocidas y peligrosas, callejones sin salida, oscuros recovecos… y habitaciones llenas de queso.

Escrito por un autor de fama internacional, este relato está prologado por un renombrado consultor empresarial. Sus enseñanzas han servido de inspiración en todo tipo de compañías y organizaciones empresariales.

El viento en los sauces

El viento en los sauces (The Wind in the Willows), Kenneth Grahame

Inglés, 1908, 25 millones

 

Nacida en parte de los cuentos que KENNETH GRAHAME (1859-1932) contaba por la noche a su hijo, EL VIENTO EN LOS SAUCES (1908) no tardó en adquirir categoría de clásico. La naturaleza arquetípica de su escenario ­por una parte, la Orilla del Río, encarnación de lo conocido y seguro; por otra, el Ancho Mundo, trasunto de lo desconocido y peligroso, pero también de la libertad­ y el carácter idílico de la existencia de sus habitantes ­la Rata, el Topo, el Tejón, el enloquecido señor Sapo­, son rasgos, en efecto, que aproximan mucho este escenario al de una infancia feliz. Así, la obra de Grahame y el mundo acogedor que levantó en sus páginas han llamado y siguen llamando tanto a jóvenes como adultos, habiéndose consolidado como uno de esos pequeños paraísos de ficción a los que se puede volver una y otra vez seguro de nunca verse defraudado.

1984

1984, George Orwell

Inglés, 1949, 25 millones

 

1984 sitúa su acción en un Estado totalitario. Como explica O’Brien, el astuto y misterioso miembro de la dirección del partido dominante, el poder es el valor absoluto y único.

En el año 1984 Londres es una ciudad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma asfixiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso, su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos… hasta que decide replantearse la verdad del sistema que los gobierna y somete. «Desde El proceso de Kafka ninguna obra fantástica ha alcanzado el horror lógico de 1984.» Arthur Koestler